• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Proyecto

El proyecto Félix Maruenda Sin Miedo busca realizar la primera muestra retrospectiva del artista Félix Maruenda (1942-2004), instalando y valorando su obra en la historia de la plástica chilena. Ocupar el principal espacio de arte del país, el Museo Nacional de Bellas Artes en los meses de agosto y septiembre de 2007. Acercar a las nuevas generaciones de público y de artistas su obra que corre paralela a los procesos políticos y sociales que le toco vivir.  Extender el impacto de este evento mas allá del tiempo de exposición, con elementos que son parte y sobreviven a ella como soporte gráfico (libro) y audiovisual (documental).

La exposición retrospectiva basa su génesis en el anhelo de valorar la obra del escultor nacional Félix Maruenda, situando por primera vez en la historia oficial del quehacer artístico nacional el legado de uno de los maestros de la escultura chilena contemporánea. Es el Museo Nacional de Bellas Artes el espacio que abrió sus puertas, en agosto y septiembre del año 2007, para acoger y difundir su legado escultórico, rememorando la relación del pasado como casa de estudios, hoy como la principal plataforma de difusión de arte del país. A través de su carrera artística y docente, Maruenda asumió las utopías sociales como una manera de expresar por medio del arte un compromiso con su tiempo y la sociedad de éste. Razón por la cual éste proyecto tiene por finalidad promover y preservar estas ideas y obras ante las nuevas generaciones en el Chile de hoy, generando una trascendente reflexión cultural.

La importancia de realizar este proyecto queda manifiesta en las declaraciones de colegas como Mario Toral, “La obra de Félix Maruenda está llena de fuerza y sentimiento y merece darse a conocer en un espacio acorde con ella a fin de que pueda ser vista por el mayor número de chilenos”, “Sus colegas nos sentimos emocionados ante tal iniciativa y seguros de su logro apoyamos decididamente el esfuerzo de la familia e instituciones que al tanto de lo expuesto la acojan como un homenaje de reconocimiento y gratitud a quien fuera nuestro entrañable compañero. La obra de Félix Maruenda está llena de fuerza, una muestra de ella no es sólo un reconocimiento a su persona si no la oportunidad que un número importante de chilenos puedan apreciarla en toda su magnitud”, Osvaldo Peña.

Siendo objetivo principal la difusión, el proyecto contempla extender la muestra mas allá del tiempo de exposición, logrando preservar las imágenes y escritos que contienen la obra a través de materiales tangibles como lo son un libro y un video documental que han sido autogestionados y producidos íntegramente por la Familia y amigos del artista.

El proyecto nace de la idea de difundir la obra a finales de 2004, generándose un grupo multidisciplinario espontáneo, liderado por el ejecutor principal, que ha venido realizando actividades pro fondos como presentación en museos y eventos de poesía y teatro en importantes escenarios nacionales, consiguiendo el entusiasmo, apoyo y participación de familiares, amigos, artistas de distintas disciplinas, personalidades políticas, empresarios, agrupaciones e instituciones que han otorgado su auspicio y patrocinio y que han ayudado a lograr obtener un porcentaje equivalente al 47,1 por ciento de los costos para la materialización del proyecto, el restante porcentaje corresponde a fondos Fondart.

El evento plantea la difusión de la obra de Félix Maruenda a través de la materialización de una muestra retrospectiva que recorrerá ampliamente el trabajo del artista, desde la perspectiva del origen de sus inspiraciones y preocupaciones. Este evento se desarrolla en un período de dos meses durante los cuales se generarán distintas actividades programáticas que convocan público diverso, pero por sobre todo estudiantes de enseñanza media, técnicos y universitarios ligados a estudios artísticos. Así podemos entender el cuerpo central del evento como el montaje de su obra que evoca el ambiente propio de su taller de escultura, posibilitando al espectador comprender desde el lado del creador y sumergirse en dimensiones profundas del proceso creativo.

Imaginar las amplias dependencias del Museo Nacional de Bellas Artes, como un espacio que acoge el taller de un escultor, supone el desafío creativo de ir disponiendo la selección de obras, en virtud de la arquitectura del taller conjugada a la del museo, con la justeza de que los elementos en exhibición serán al unísono una acumulación del cotidiano del artista al servicio de las obras fruto de ello. Hecho este último, nada fácil de resolver porque el carácter antológico de la muestra, supone un correlato de ideas, tareas y oficios, los cuales deben estar visibles ante el espectador para que éste pueda ir construyendo el cuerpo de obra y las profundas necesidades creativas que Félix Maruenda expuso a través de sus piezas. Enseñar el imaginario generador de su obra, que comprende desde dibujos, escritos, fotografías, maquetas, grabaciones, imágenes en video, hasta objetos de colección, herramientas y mobiliario, culminando en las obras propiamente tal, logra aproximar de manera sustancial al espectador hacia el trabajo de un artista plástico. Estos elementos serán complementados en el montaje con imágenes fotográficas realizadas originalmente por el artista, reproducidas y enmarcadas por el equipo de producción, en algunos casos a tamaño original y en otros a gigantografías que evidencian la imagen del taller.

También se consideran elementos de mobiliario a fabricar como repisas y cajas iluminadas que contienen obras en pequeño y mediano formato en conjunción con las 10 vitrinas y estantes que proporciona el museo, instalación sonora y luminosa para la escultura principal destinada al hall central (como fue expuesta originalmente hace mas de 30 años) y dos instalaciones al interior del ala norte, una audiovisual y otra auditiva que contienen piezas no incluidas en el documental que explican el trabajo del artista. Además se consideran elementos contenedores y separadores de ambientes fabricados con tela, que complementan y potencian la disposición de las piezas, así como también textos e imágenes en ploter de corte. La muestra se llevó a cabo en el Museo Nacional de Bellas Artes durante los meses de agosto y septiembre de 2007 y abarcó 1.200 metros cuadrados de superficie, correspondientes al Hall Central y el Ala Norte del Primer Nivel (3 salas). La muestra contempla dos piezas fundamentales como son un libro de la obra y vida del escultor y un video documental de 59 minutos de duración, los cuales fueron presentados dentro del contexto del evento.

Mencionado en las primeras líneas de esta descripción el evento contiene un programa de actividades, dirigidas a jóvenes que representan las nuevas generaciones de artistas y profesionales que han de conformar nuestra sociedad, las cuales comienzan con la ceremonia Inaugural, para luego dar paso a una Mesa Redonda de discusión, ciclo de Exhibición del Video Documental del artista, una Visita Guiada semanal mas las visitas guiadas proporcionadas por el museo, la Distribución del Libro a distintas bibliotecas de entidades culturales y de educación del país, así también a importantes librerías y por último el cierre del evento con el Lanzamiento del Libro de Félix Maruenda.

 

 

001docu.jpg
Miércoles, 14 Octubre 2009 19:33
002libro.jpg
Miércoles, 14 Octubre 2009 19:28

Colaboradores